1

2

ORACIÓN


A NUESTRA SEÑORA DEL DOLOR



* Para escuchar el resto de canciones se recomienda desactivar aquí la música general de fondo

SEPTENARIO DOLOROSO



 

LOS SIETE DOLORES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

Rezar un Ave María después de cada Dolor

 
1 2 3
1er Dolor
La Profecía del anciano Simeón
2º Dolor
La huída a Egipto
3er Dolor
La pérdida del niño Jesús
     
4º Dolor
Encuentra a su Hijo cargado con la cruz
5º Dolor
María, al pie de la cruz
6º Dolor
Recibe en sus brazos al hijo difunto
     

7º Dolor
Sepultura de Jesús y soledad de María


Oración final:

Madre llena de dolor,
haced que cuando expiremos
nuestras almas entreguemos
en las manos del Señor.
(3 veces)


   

Dos versiones en PDF de los Siete Dolores de la Santísima Virgen que se cantan durante el Septenario anual que se celebra como preparatorio de la festividad de la Virgen del Dolor, que tiene lugar el Viernes de Dolores.

DOLORES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN (I)

DOLORES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN (II)


Subir


ESTACIÓN ANTE NUESTRA MADRE DEL DOLOR

Vuelves a enterrar a tu Hijo
en actitud de abrazar
a todos los nuevos hijos
que en pos de tu Hijo van.

Para cumplir el mandato
que junto a la cruz te dan
de recibirnos a todos
en la persona de Juan.

Que eres Madre, no hay duda:
sufres, amas, siempre esperas.
Que yo encuentre en tus brazos
una madre verdadera.

 

Juan José Crespo Losilla T.C. (1996)




Subir

 

AVE MARÍA

 



Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo.

Bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora
de nuestra muerte.

Amén


Subir

 

SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve, a ti llamamos los desterrados hijos de Eva,
a ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas.

Ea pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos
y después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!

Ruega por nos, santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar las promesas
de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

   

Audio y texto de la versión en latín




Subir

 

VÍA-LUCIS MARIANO

"Un camino, 14 estaciones con María, Madre de Jesús y Madre de la Iglesia."

1ª Estación:   La Inmaculada Concepción
2ª Estación:   Natividad de Nuestra Señora
3ª Estación:   Anunciación a María
4ª Estación:   Visita a Santa Isabel
5ª Estación:   Jesús nace en Belén
6ª Estación:   Adoración de los Magos
7ª Estación:   Presentación de Jesús en el Templo
8ª Estación:   Profecía del anciano Simeón
9ª Estación:   Huída a Egipto
10ª Estación: Jesús perdido y hallado en el Templo
11ª Estación: María al pie de la cruz
12ª Estación: Resurrección de Jesús
13ª Estación: Venida del Espíritu Santo
14ª Estación: La Asunción de María a los cielos

Rezar un Ave María después de cada estación

 





1
7




 
1ª Estación
La Inmaculada Concepción
2ª Estación
Natividad de Nuestra Señora
 
8
9
10
11
3ª Estación
Anunciación a María
4ª Estación
Visita a Santa Isabel
5ª Estación
Jesús nace en Belén
6ª Estación
Adoración de los Magos
12
13
14
2
7ª Estación
Presentación de Jesús
en el Templo
8ª Estación
Profecía del anciano Simeón
9ª Estación
Huída a Egigto
10ª Estación
Jesús perdido y hallado
en el Templo
3
4
5
6
11ª Estación
María al pie de la cruz
12ª Estación
Resurrección de Jesús
13ª Estación
Venida del Espíritu Santo
14ª Estación
La Asunción de María
a los cielos

Subir

 

ÁNGELUS

V. El Ángel del Señor anunció a María,
R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.
Avemaría.
V. He aquí la esclava del Señor.
R. Hágase en mi según tu palabra.
Avemaría.
V. Y el Verbo se hizo carne.
R. Y habitó entre nosotros.
Avemaría.
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas
de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración
Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas
para que los que, por el anuncio del Ángel,
hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo,
por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección.
Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.
R. Amén.




Subir

 

SALVE MADRE




¡Salve, Madre!
En la tierra de mis amores
te saludan los cantos
que alza el amor:
Reina de nuestras almas,
flor de las flores,
muestra aquí
de tus glorias los resplandores,
que en el cielo tan sólo te aman mejor.
Virgen Santa
Virgen pura
vida, esperanza y dulzura,
del alma que en tí confía
Madre de Dios,
madre mía,
mietras mi vida alentare,
todo mi amor para tí;
mas si mi amor te olvidare,
Madre mía, madre mía,
aunque amor te olvidare,
tú no te olvides de mí.
 

Subir

 

TOMAD, VIRGEN PURA

Tomad Virgen pura
Nuestros corazones,
No nos abandones, jamás, jamás
No nos abandones, jamás, jamás.

Mil querubes bellos / Orlan tu dosel
Quiero estar con ellos / Virgen, llévame;
Contigo en el cielo, / Colmado mi anhelo,
Qué feliz seré.

Tomad...

Como madre tierna / Tennos compasión
Ante ti postrados / Danos protección;
Llévanos al cielo / Colma nuestro anhelo
Salva nuestra fe.

Tomad...




Subir

 

SÁLVAME, VIRGEN MARÍA

Sálvame, Virgen María
Óyeme te imploro con fe
mi corazón en ti confía
Virgen María, sálvame
Virgen María sálvame, sálvame

 



Acuérdate de la hora,
en que te nombró Jesús
mi Madre y mi protectora
desde el árbol de la cruz.

Un abismo es el pecado
con que a mi Dios ofendí,
y estoy en él derribado
sin Dios ¡Oh Madre! y sin Ti.

Yo pequé, contrito lloro;
mil penas yo merecí;
tu misericordia imploro,
Madre, apiádate de mí.

Acuérdate que vine un día
al altar lleno de amor,
y te escogí por Madre mía
Madre de mi Salvador.

Mis enemigos, Virgen mía,
de Ti me quieren apartar;
a Ti se acoge el alma mía,
que sólo Tú puedes salvar.

¡He pecado contra el cielo,
he pecado contra Dios!
mas Jesús sale a buscarme,
ofreciéndome el perdón.

Tengo un alma que no muere;
tengo un alma que salvar;
si al morir se me perdiere,
¡Ay de mí!, perdida está.

No he nacido para el suelo,
que es morada de dolor.
Yo he nacido para el cielo,
yo he nacido para Dios.

Subir

 

EL SANTO ROSARIO


Carta apostólica del Sumo Pontífice Juan Pablo II
al Espiscopado, al Clero y a los Fieles
sobre el Santo Rosario

ROSARIUM VIRGINIS MARIAE


El Santo Rosario significa:

"Corona de rosas, cada vez que decimos un Ave María le damos una hermosa rosa a nuestra Madre, y cada rosario completo forma una corona de rosas. Siendo un sacramenta, el Santo Rosario contiene los principales misterios de nuestra religión Católica, nutre y sotiene la fe, nos invita a la conquista de la eterna patria, acrecienta la piedad de los fieles, promueve las virtudes y las robustece.

Nuestro corazón puede encerrar en estas decenas del Rosario todos los hechos que componen la vida de cada individuo, de cada familia, de cada nación, de la Iglesia y de la humanidad; los acontecimientos personales y los del prójimo y, de modo particular, de los que más queremos. Así, la sencilla oración del Rosario late al ritmo de la vida humana".

S.S. Juan Pablo II

 
MISTERIOS DEL SANTO ROSARIO

MISTERIOS GOZOSOS (Lunes y Sábado)

1. La encarnación del Hijo de Dios.
2. La visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Presentación del Señor Jesús en el templo.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo.

MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes)

1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto de Getsemaní.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario cargando la Cruz.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

MISTERIOS GLORIOSOS (Miércoles yDomingo)

1. La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.

MISTERIOS LUMINOSOS (Jueves)

1. El Bautismo en el Jordán.
2. La autorrevelación en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La Institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual


FORMA DE REZAR EL SANTO ROSARIO

Introducción:

- Hacer la Señal de la Cruz y rezar el Credo.
- Rezar un Padre Nuestro.
- Rezar tres Ave María por la fe, la esperanza, la caridad.
- Rezar un Gloria.

Santo Rosario:

Repetir para cada Misterio:

1) Enunciar el MISTERIO y rezar un Padre Nuestro.
2) Rezar diez Ave María meditando el misterio.
3) Rezar un Gloria y la Oración de Fátima:

María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

   

Una vez rezados los 5 Misterios:

- Rezar la Salve.
- Rezar las letanías:

 

LETANÍAS

Señor, ten piedad - Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad - Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad - Señor, ten piedad
Cristo, óyenos - Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos - Cristo escúchanos

      
           
Dios, Padre celestial,
Dios, Hijo Redentor del mundo,
Dios, Espíritu Santo,
Trinidad Santa, un solo Dios,
Santa María,
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virginal,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Angeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta al cielo,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la familia,
Reina de la paz,
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

ten piedad de nosotros.
ten piedad de nosotros.
ten piedad de nosotros.
ten piedad de nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
ruega por nosotros.
perdónanos Señor.
perdónanos Señor.
perdónanos Señor.
para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y, por la intercesión gloriosa de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Subir

 


© Real Cofradía y Hermandad de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús de la Misericordia, Jesús del Gran Poder y Ntra. Sra. del Dolor
C/ Gran Vía, 18
Apdo. Correos 438
02400 HELLÍN (Albacete)