1

2

HERMANDAD


HISTORIA Y PROCESIÓN


NTRA. SRA. DEL DOLOR Y LA PROCESIÓN DEL SILENCIO

Nuestra Señora del Dolor, imagen de candelero para vestir, fue tallada por José Rodríguez Fernández-Andes en 1946, siendo réplica de Ntra. Señora de la Piedad, titular de la popular cofradía Sevillana del Baratillo. Para esta última se inspiró el escultor en la Divina Pastora de las Almas, del templo de San Martín de Sevilla. Es de destacar el matiz juvenil, casi aniñado de sus dolorosas que sería una constante inconfundible en la producción de Fernández-Andes, simbolizando con ello la impecabilidad de María, Madre de Dios.

La imagen fue adquirida por D. Antonio Millán Pallarés el día 12 de diciembre de 1946 en el taller del escultor, situado en la calle Amaniel nº 12 de Madrid. En aquel momento, la imagen ya cuenta en su haber con la medalla de plata en la V Exposición Nacional de Arte religioso "Estampas de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo", celebrada en el Palacio de Cristal del Retiro de Madrid.

Fernández Andes talló esta imagen sin premuras de contratos y sin haberle sido encargada. Permaneció en su estudio durante muchos meses; siendo su primer nombre el de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos para luego pasar a ser bautizada como Virgen del Dolor.

A su llegada a Hellín, fue trasladada al domicilio particular de Dña. Remedios Marín Rodríguez de Vera en la calle Barbarroja. Es indudable el interés que tanto ella como D. Antonio Millán mostraron por conseguir que esta imagen tuviera como destino nuestra ciudad. Pocos meses después sería acogida la Virgen en el Santuario de Ntra. Sra. del Rosario, Patrona de Hellín, siendo ésta su primera residencia para el culto de todos los ciudadanos, situándose en la hornacina (carecía de retablo) donde actualmente recibe culto Santa María Magdalena, junto a San Juan. Teniendo finalmente, a partir del año 1950, su residencia definitiva y actual en la iglesia de los RR. TT. Capuchinos.

D. Antonio Millán, llevado por su incansable deseo de engrandecer el patrimonio escultórico, encarga a su amigo Fernández-Andes la imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Ésta se caracteriza por ser una escultura de vestir, tallada en madera y policromada, en la que el escultor sigue la línea que imprimiera en la imagen de Nuestro padre Jesús de la Salud de la Hermandad de los Gitanos de Sevilla.

Una vez finalizada esta imagen en 1948, es acogida, desde el primer momento de su llegada a Hellín por los Padres Franciscanos para ser su templo el lugar de culto y ferviente devoción.


Ntra. Sra. del Dolor


Ntro. Padre Jesús
del Gran Poder

Con ambas imágenes, D. Antonio Millán emprende la tarea de reinstaurar la procesión de Jueves Santo, contando para ello con la ayuda y consejo de Fernández-Andes. Hay que decir que los orígenes de esta procesión se remontan a la segunda mitad del siglo XVIII, fecha en la que se celebraba la llamada procesión de los Azotes. Esta procesión vino celebrándose con normalidad hasta 1859, fecha en que siendo alcalde D. Francisco de Paula Valcárcel es suprimida y trasladada al día de Miércoles Santo.

Hacía por tanto, casi un siglo que en Hellín no se celebraba procesión el día de Jueves Santo, y era deseo de D. Antonio Millán completar este día con un desfile procesional que tuviese personalidad propia. Hay que decir también que era deseo del escultor y de D. Antonio Millán que, en esta procesión, desfilasen todos los Misterios Dolorosos del Rosario, pero debido al temprano fallecimiento de Fernández-Andes, sólo pudo hacerlo el cuarto, Jesús con la cruz a cuestas.


Subir

 


© Real Cofradía y Hermandad de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús de la Misericordia, Jesús del Gran Poder y Ntra. Sra. del Dolor
C/ Gran Vía, 18
Apdo. Correos 438
02400 HELLÍN (Albacete)